Una de las situaciones que más discusiones trae en el hogar son las dificultades económicas. No puedes permitir que el dinero dañe tu familia. El dinero solo es un recurso no permitas que sea causa de conflicto. Por tanto, la pareja adulta debe discutirlo entre ellos. Cada familia posee su propio estilo. Muchos planifican todo en conjunto, otros buscan que cada uno realice aportaciones para los gastos comunes. Otras parejas se dividen los gastos haciéndose responsables de facturas específicas. Es claro que en estos tiempos modernos las parejas desean poseer independencia en el uso del dinero que ellos han obtenido en su trabajo. De igual manera cada uno termina con sus propias deudas.

Deja un comentario o pregunta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s