Artículo 462. — Contenido de la sentencia.
Si no hay acuerdo entre los cónyuges o si lo hay y el tribunal lo rechaza, la sentencia dispone las medidas y condiciones que regulan los siguientes asuntos:
(a) el ejercicio de la patria potestad y la custodia de los hijos menores de edad o de la patria potestad prorrogada o la tutela sobre los mayores incapaces que están a cargo de ambos progenitores;
(b) los alimentos de los hijos y de cualquiera de los ex-cónyuges;
(c) el uso preferente o la retención de la vivienda familiar;

(d) las relaciones filiales;
(e) las cargas y atenciones de previsión de la familia;
(f) las garantías para el cumplimiento de estas medidas; y
(g) la adjudicación de los bienes gananciales, de haberse estipulado.
La sentencia dispone lo que proceda sobre cualquier otro asunto que a juicio del tribunal requiera regulación expresa.

Artículo 463. — Vigencia supletoria de órdenes provisionales.
Si la sentencia de divorcio carece de alguna orden necesaria e indispensable para regular los efectos del divorcio, se mantienen vigentes las medidas provisionales hasta que se corrija la omisión mediante determinación judicial.

Artículo 464. — Acuerdos entre los cónyuges sobre los efectos de la disolución.
Si los cónyuges acuerdan los efectos de la disolución de su matrimonio, el tribunal los evaluará y los integrará a la sentencia de divorcio, luego de constatar que son libres y voluntarios y que no contienen ventajas injustificadas de un cónyuge sobre el otro. A falta de convenio entre los ex-cónyuges o de regulación judicial expresa, los mencionados asuntos se regirán por lo dispuesto en este Código.

Artículo 464. — Acuerdos entre los cónyuges sobre los efectos de la disolución.
Si los cónyuges acuerdan los efectos de la disolución de su matrimonio, el tribunal los evaluará y los integrará a la sentencia de divorcio, luego de constatar que son libres y voluntarios y que no contienen ventajas injustificadas de un cónyuge sobre el otro.
A falta de convenio entre los ex-cónyuges o de regulación judicial expresa, los mencionados asuntos se regirán por lo dispuesto en este Código.
Artículo 465. — Efectos del divorcio en los derechos de los hijos y de los progenitores.
El divorcio no priva a los hijos de los derechos que la ley les reconoce por razón del matrimonio de sus progenitores.
Ambos progenitores conservan respecto a sus hijos los mismos derechos y obligaciones que surgen de la maternidad y de la paternidad, salvadas las limitaciones que imponga el tribunal.
Cualquier acuerdo de los progenitores contrario a lo aquí dispuesto, es nulo.

Deja un comentario o pregunta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s