El fin de todo el discurso oído es éste:

Teme a Dios, y guarda sus mandamientos;

porque esto es el todo del hombre.

Porque Dios traerá toda obra a juicio,

juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.

Deja un comentario o pregunta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s