La primera medida está en no endeudarse. No por gusto los inversionistas le llaman el “cáncer del bolsillo”. El consejo es no gastar en cosas innecesarias que sólo dan satisfacción momentánea y que generan deudas. Para enfrentar a las deudas primeramente debemos reconocer que existen y que tenemos que cumplir con ellas. Ahora bien, debemos ser firme en el propósito de salir de ese círculo vicioso.

Deja un comentario o pregunta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s