Básicamente persiste la regla de que la pensión deberá ser solicitada en los casos donde se pueda establecer que existe una verdadera necesidad de la misma dentro de un marco de situaciones económicas y sociales.

Artículo 466. — Pensión alimentaria del excónyuge.
El tribunal puede asignar al excónyuge que no cuenta con medios suficientes para vivir una
pensión alimentaria que provenga de los ingresos o de los bienes del otro excónyuge, por un plazo
determinado o hasta que el alimentista pueda valerse por sí mismo o adquiera medios adecuados
y suficientes para su propio sustento.
Para fijar la cuantía de la pensión alimentaria, el tribunal puede considerar, entre otros factores pertinentes, las siguientes circunstancias respecto a ambos ex-cónyuges:
(a) los acuerdos que hayan adoptado sobre el particular;
(b) la edad y el estado de salud física y mental;
(c) la preparación académica, vocacional o profesional y las probabilidades de acceso a un empleo;
(d) las responsabilidades que conservan sobre el cuido de otros miembros de la familia;
(e) la colaboración con su trabajo en las actividades mercantiles, industriales o profesionales del otro cónyuge;
(f) la duración del matrimonio y de la convivencia conyugal;
(g) el caudal y medios económicos y las necesidades de cada cónyuge; y

(h) cualquier otro factor que considere apropiado según las circunstancias del caso.
La resolución del tribunal debe establecer el modo de pago y el plazo de vigencia de la pensión alimentaria. Si no se establece un plazo determinado, la pensión estará vigente mientras no se revoque por el tribunal, a menos que se extinga por las causas que admite este Código.

Artículo 467. — Modificación y revocación de la pensión alimentaria.
A petición de parte, el tribunal puede modificar o revocar la pensión alimentaria antes de su vencimiento, si surgen cambios significativos o extraordinarios en la situación personal o económica de cualquiera de los ex-cónyuges.
Artículo 468. — Extinción de la pensión alimentaria.
El derecho a la pensión alimentaria del ex-cónyuge se extingue por cesar la necesidad del alimentista, por su muerte o por la del alimentante, por el vencimiento del plazo establecido, por contraer el alimentista nuevo matrimonio o por haber el alimentista establecido una relación de convivencia con otra persona.

Deja un comentario o pregunta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s